jueves, 20 de junio de 2024

[El Confidencial] Ruido, suciedad y molestias por los conciertos (modestos) del Parque Tierno Galván

La semana pasada, cuando Marian llegó a su casa situada a más de un kilómetro del parque Tierno Galván de Madrid, por sus ventanas se colaba el ruido del concierto que se estaba celebrando en la zona verde del barrio de Arganzuela. Los aplausos y gritos del público a Jamie Cullum eran perfectamente audibles a las 23.00. Y así todos los días. El vecindario, cansado de ver como no pueden usar la mitad de la zona verde durante semanas y tener que aguantar la suciedad que dejan tras de sí los eventos, exigen al Ayuntamiento de la capital que limite los horarios para también posibilitar el descanso de los hogares próximos.

Como si de un Bernabéu al aire libre y en medio de un gran parque se tratara, la imposibilidad del descanso nocturno en la zona se torna imposible siempre que hay concierto. “El problema fundamental es la privatización de este parque público, lo cual está limitado por la propia ley del Ayuntamiento que dice que los parques no pueden ser objeto de privatización en detrimento de su naturaleza y destino”, se queja Miguel Martínez, vecino de la zona e integrante de la Asociación Delicias para Todos.

Seguir leyendo AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario